El equipo del proyecto COMBILASER durante la reunión