El equipo del proyecto SuperWEAR en la sede de TEKNIKER.